918388556 info@grupoadd.es

Aibo regresa

Su perro robot

Tras diez años de espera, Sony ha traído de vuelta a su tan famoso perro robot: Aibo. Así es, el robot Aibo ha vuelto, y, esta vez, lo hace mejorado y mucho más optimizado.

"Aibo" es una palabra japonesa que, traducida al español, significa socio. Ya solo en el nombre de la palabra podemos ver la propia finalidad del producto, un amigo, una mano derecha.

Con la creación y el retorno de el perro robot de Sony, se tiene como finalidad que el robot Aibo sea capaz de establecer vínculos y lazos emocionales con los distintos miembros de la familia, para que así les reporte amor y cariño.

El robot Aibo estará a la venta en los Estados Unidos a partir de septiembre de 2018 por 2.899 $. Además, Sony también ha publicado una noticia en la que decía que se trataría de un producto de edición limitada, por lo que tan solo unos cuantos podrían hacerse con él, pero se desconoce todavía en número exacto de cuántos cachorros robot van a sacar a la venta.

Este cachorro robot está diseñado con un ojo interactivo, a través del cual el robot Aibo interactúa con nosotros. Esta capacidad de interacción ya se nota en el hardware del dispositivo.

Un punto a favor del precio de este dispositivo, ya que no es un precio excesivamente bajo, es que en él se incluyen tres años de servicio AI Cloud de Sony, la plataforma que almacena todo aquello que el robot Aibo aprende diariamente y gracias a este almacenamiento de los datos se puede, además, mejorar los algoritmos AI.

El robot Aibo dispone de diversidad de sensores, cámaras y unidades que permiten ponerlo en funcionamiento y gracias a ellos también es posible su interactividad. Por ejemplo, la cámara que incorpora en su espalda facilita que el robot Aibo sea capaz de volver a su punto de carga cuando perciba que se está quedando sin batería. Por otra parte, la cámara de su nariz le permite saber dónde está su Aibone, o hueso interactivo, así como también le permite el reconocimiento de hasta cien personas. Este reconocimiento tan amplio de distintos familiares o amigos se realiza gracias a un estudio facial.

Además, el robot Aibo dispone de una aplicación mediante la que se le podrán enseñar distintos trucos al cachorro, como dar la patita o rodar, para así comprobar su capacidad de conocimientos.

Un aprendizaje basado en la inteligencia artificial

Sony ha diseñado al robot Aibo con la finalidad de que la experiencia sea igual que la de tener un cachorro de carne y hueso en casa. Por eso, al sacar al robot Aibo de la caja, tenemos la sensación de que es como si sacásemos a un cachorro no tecnológico.

Esto es debido a que el robot recién sacado de la caja no está configurado para escucharte ni hacerte caso, tampoco tiene trucos, sino que a medida que juegues con él y lo vayas educando irá aprendiendo a sentarse, acostarse y comenzará a reconocer tu cara. Podrás ir entrenándolo poco a poco igual que cualquier cachorro de una tienda de animales.

Más información de venta y alquiler de robots:

LOPD

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS.

6 + 9 =

Visítanos en:

Artificial Expo 2019
CES Las Vegas 2020
MWC Barcelona 2020
FEED 2019