El robot Amy

El robot Amy es un robot de última generación que fue lanzado al mercado por la empresa Amy Robotics.

El robot Amy es un robot de servicio destinado a atender a las personas, pensado para utilizarse tanto en el ámbito del hogar, es decir, en tu propia casa, como de cara al ámbito empresarial o en organizaciones.

Uno de los robots Amy serie A.

El robot Amy, de 1.1 metros de altura y 15 kg de peso, cuenta con tres versiones: la versión Y1, la A1 y la M1, esta última orientada al ámbito de los negocios. Cada una de las versiones del robot Amy tiene unas especificaciones y características concretas, pero en rasgos generales, el robot Amy puede usarse como robot de telepresencia y un software que le permite actualizarse constantemente y crear nuevas habilidades adaptándose al ámbito y entorno en el que se encuentre.

Además, el robot Amy dispone de navegación autónoma, aunque cada una de las versiones tiene distintas características respecto a la navegación: el modelo del robot Amy Y1 no dispone de navegación autónoma; no tiene navegación; mientras que el modelo A1 cuenta con navegación a través de una cámara 3D, y el modelo M1, para los negocios, va un poco más allá e incorpora navegación con láser.

Por otro lado, el robot Amy puede llevar a cabo un reconocimiento de voz y rostro de la persona y funcionará como un asistente personal para ti que se encargará del control de tu casa.

El robot Amy se conecta a otros dispositivos inteligentes de tu casa y los controla, por ejemplo, puede controlar el aire acondicionado, las luces, las persianas… Será capaz de apagar y encender el aire acondicionado, las luces, así como subir y bajar las persianas cuando tú se lo pidas.

Relacionado con esto, para garantizar la seguridad de tu hogar, el robot Amy hará recorridos automáticos por la casa para comprobar que todo está correctamente y no hay ninguna incidencia.

Uno de los robots Amy serie M.

Para interactuar con el robot Amy no hará falta tocar su pantalla, simplemente escuchando tus comandos de voz será capaz de obedecer tus órdenes e interactuar contigo. Podrás preguntarle por el tiempo tan solo con tu voz y este robot te dará el diagnóstico meteorológico previsto para ese día.

El robot Amy no es solo un simple robot para la domótica de tu casa, sino que cuenta con un proyector y un equipo de sonido, por lo que podrá reproducir vídeos y música allí donde quiera que esté, para que tú y tu familia disfrutéis de una velada agradable.

Si tienes niños pequeños en casa, podréis pedirle que cuente cuentos, de manera que los más peques de la casa también podrán interactuar con el robot. Además, el robot Amy también podrá sacaros fotos a ti y a tu familia, capturando así momentos felices.

El robot Amy cuenta con un sensor de infrarrojos que le permite saber qué hay a su alrededor para relacionarse mejor con el entorno, así como un sensor de distancia, que hace que durante sus desplazamientos pueda esquivar objetos y personas para evitar caídas y tropiezos.

Dispone, también, de un sensor táctil, que permitirá que interactúes mejor con el robot Amy, a través de su pantalla táctil de 10 pulgadas, y que pueda el robot reaccionar mejor y sepa cuando está recibiendo contacto humano.

Por último, en la parte de atrás cuenta con un botón de emergencia que podrás pulsar si algo va mal, para que el robot Amy pare de inmediato.

Más información de venta y alquiler de robots:

LOPD

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS.

10 + 3 =

grudpoADD

Partner tecnológico en estos importantes eventos:

Premios y reconocimientos:

Premio a la Mejor Startup – Abril 2020 – Keiretsu Forum Business Angels.

Con el apoyo institucional de: