918388556 info@grupoadd.es

El robot HAL

Seguro que en numerosas ocasiones has oído hablar de los exoesqueletos, ya que las noticias sobre estos suelen ser bastante frecuentes, no obstante, en este artículo, vamos a hablarte del robot HAL: el primer cyborg del mundo, y que se diferencia del resto de exoesqueletos por no tener que ser controlado a través de un mando, sino que solo hará falta que se conecte a la mente de aquel que lo use.

¿Qué es el robot HAL?

El robot HAL es un traje exoesqueleto que fue diseñado por la universidad japonesa de Tsukuba junto con la colaboración de la empresa robótica de CYBERDYNE, con la finalidad de ampliar las capacidades físicas de aquellos que hagan uso del traje. Concretamente, está pensado para ayudar a aquellas personas de movilidad reducida, especialmente aquellos que presentan lesiones en la médula espinal.

Este exoesqueleto salió a la luz en 2011 y se controla, por muy inverosímil que te pueda parecer, mediante la mente.

¿Cómo funciona el robot HAL?

HAL, en inglés: Hybrid Assistive Limb, cuya traducción al español es “Esqueleto Asistencial Híbrido”. El robot HAL es, por tanto, una fusión de hombre, máquina e información.

El robot HAL se ajusta a las piernas y a la parte del abdomen para garantizar la máxima sujeción al usuario, y una mayor estabilidad a la hora de andar o ponerse en pie.

No obstante, esto no sería suficiente para el movimiento del robot HAL, y es que es fundamental el uso de los sensores de encefalografía que trae incorporados, los cuales captan señales cerebrales, por medio de la piel, y convierten estas señales en movimiento, proveyendo a la persona de una gran movilidad sin necesidad de más ayuda.

Por ejemplo, si la persona en cuestión piensa: “Quiero levantar el brazo derecho” gracias a los sensores encefalográficos esas señales del cerebro que se emiten a partir de ese pensamiento, se convierten en movimiento, haciendo que sea posible que la persona levante el brazo derecho.

No obstante, para que sea posible el funcionamiento del robot HAL, es necesario que la persona que lo esté usando haya tenido movilidad anteriormente y que, por alguna razón, la haya perdido. Si este no es el caso, y la persona en cuestión nunca tuvo movilidad, no podrá usar al robot HAL, ya que el exoesqueleto necesita que el cerebro conozca los movimientos que quiere realizar y sus rutas para poder transformar las señales nerviosas en movimiento, y el cerebro de una persona que nunca ha tenido movilidad no dispone de esas rutas.

Además, otro punto a tener en cuenta es que el robot HAL está pensado como una herramienta destinada a la rehabilitación de pacientes sin movilidad, en ningún momento ha sido concebido para hacer un uso diario del exoesqueleto.

Así pues, el robot HAL se ha convertido en el primer cyborg del mundo y ha salido a la venta con un precio de 1800 dólares, y ya se ha instaurado en algunos centros de rehabilitación de florida en los que está trabajando CYBERDYNE.

Más información de venta y alquiler de robots:

LOPD

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS.

15 + 12 =

Visítanos en:

Artificial Expo 2019
CES Las Vegas 2020
MWC Barcelona 2020
FEED 2019