El robot Kiki

El robot Kiki es un robot creado por Zoetic AI, diseñado específicamente para aquellos que quieren tener una mascota, cuidarla y mimarla como tal, pero que no pueden hacerse cargo de una de carne y hueso.

Zoetic AI apuesta por que el robot Kiki es el robot que todavía no existe, pero que debería. Ese entrañable compañero chiquitín que estás deseando que te reciba, cuando llegas a casa, lleno de entusiasmo, yendo de un lado para otro y contento de verte.

Abogan por que los robots Kiki son capaces de entender cómo te sientes y te alientan y animan; robots que transmiten empatía y que crecen contigo. Puede que el robot Kiki no sea tu asistente personal, no te diga el tiempo de ese día, ni el precio de los zapatos que llevas meses queriendo comprar, pero lo que sí aseguran sus creadores es que el robot Kiki se adapta y se amolda a la personalidad de sus dueños, día a día, y que, al fin y al cabo, es un robot que introduce la inteligencia emocional a la tecnología.

Características del robot Kiki

El robot Kiki, como ya se ha dicho anteriormente, es un robot que crece contigo y aprenderá de ti. Gracias a su inteligencia artificial basada en la personalidad, cada robot Kiki producido desarrollará una serie de características y tratos hacia el dueño, en función de la personalidad de este. Por ejemplo, si uno de tus familiares también tiene un robot Kiki en su casa, su robot no se comportará de la misma manera en la que lo hace el tuyo, pese a que son el mismo producto, y esto es debido a que tu familiar y tú tenéis personalidades distintas, por lo que los robots Kiki interaccionan de forma diferente.

Cada interacción que tengas con el robot Kiki es relevante y significativa, del mismo modo que lo será cada experiencia, ya que será eso lo que haga que con el paso del tiempo se convierta en el compañero ideal para ti.

El robot Kiki puede elaborar un mapa con las distintas interacciones, ya sea contigo, o con otras personas de su entorno, para así saber cómo ha de comportarse. Por ende, si le das amor, el robot Kiki te lo compensará con mucho más amor por su parte.

Así pues, puede que consideres que el robot Kiki es un robot relativamente pequeño, y lo es, pero nada tiene que envidiar en cuanto a su tecnología, ya que cuenta con la mejor equipación tecnológica. Tiene integrado un procesador de alta gama que le permite llevar a cabo modelos de aprendizaje profundo así como poder reconocer tu rostro y tus emociones.

Como puede efectuar una gran cantidad de movimientos, es capaz de interactuar y comprometerse contigo sin tener que hablar; lo cual constituye un factor clave que muchos robots con inteligencia artificial no han conseguido desarrollar.

Además, tiene altavoces y micrófonos omnidireccionales que permiten que te encuentre, aunque no te vea. Todo su cuerpo está recubierto por sensores táctiles, concretamente tiene 16, repartidos entre la cabeza, el cuello y el cuerpo, para que así pueda reconocer cuando lo estás acariciando y así sabrá cuando pedirte que le rasques en la barriguita.

Más información de venta y alquiler de robots:

LOPD

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS.

11 + 1 =

grudpoADD