El cobot Panda

Los cobots son robots colaborativos, de hecho, de ahí proviene el acrónimo, de la unión de la palabra robot y de la palabra colaboración. Así pues, en este artículo hablaremos del robot colaborativo, o cobot, Panda.

El robot Panda es un cobot creado por la empresa Franka Emikia que ha sido galardonado con numerosos premios y reconocimientos. Por ejemplo en los tres últimos años ha ganado el premio Deutscher Zukunftspreis en 2017, el Premio Alemán de Innovación en 2018 y el premio iF en 2019. Además, ha sido descrito como el mejor invento de los últimos años.

Franka Emikia ha querido sacar al mercado una gama de cobots que sean rápidos de instalar y de programar así como fáciles de usar, versátiles, flexibles, compactos y, sobre todo, seguros. Asimismo, en 2019 Franka Emikia puso a disposición de los usuarios la plataforma robótica digital “Franka World” a través de la cual tanto los usuarios como los fabricantes de software pueden retroalimentarse y servirse de las experiencias ajenas.

Así pues, esta plataforma permite la interacción entre investigadores, diseñadores desarrolladores, creadores de software, usuarios y robots. De modo que cualquiera de estos puede acceder al robot de manera fácil y sencilla. Además, también es posible la interconexión de robots a través de la Red para intercambiar información.

Franka World crea así una pequeña comunidad online que permite a las empresas asociadas y a los desarrolladores a compartir sus experiencias con los diferentes robots colaborativos. Pudiendo acceder también a nuevas aplicaciones disponibles para el cobot Panda, así como al hardware final y al sistema de procesamiento de imágenes.

Características del robot Panda

Respecto a las dimensiones del robot Panda, este cobot pesa alrededor de los 18 kg, y cuenta con una altura de 1,20 metros aproximadamente. Esto le confiere un tamaño que no es muy grande ni muy pequeño, lo cual repercute favorablemente en su alcance, que es de 85 cm, lo cual le permite llevar a cabo movimientos y maniobrar con total libertad.

El robot Panda ha sido diseñado para que pueda utilizarse en prácticamente todos los hogares. Así pues, es muy sencillo de montar y de cambiar de lugar, tal y como pretendía la empresa, y puedes colocarlo en tu banco de trabajo para que te ayude a montar las piezas, y cuando quieras que ocupe otro espacio, solo tendrás que moverlo cómodamente.

Gracias a la configuración del robot Panda, este cobot puede realizar multitud de tareas distintas. Su “mano” está formada por una pinza de gran sensibilidad con una fuerza de 70N y un ancho de 80 milímetros, lo cual hace que tenga una gran precisión y que sea capaz de coger cualquier tipo de objeto de hasta un máximo de 3 kilos.

Por otra parte, este cobot tiene integrados sensores incorporados que lo dotan de sensibilidad ante el entorno y los objetos, para que así pueda trabajar con más precisión. Además, si quieres detener al robot, podrás o bien bloquearlo, o detenerlo manualmente con tu mano, y él se detendrá al instante.

Con todo lo mencionado anteriormente, podemos concluir que el robot Panda está diseñado para actuar como si fuera la extensión de un brazo humano, contando así con 7 grados de libertad y que ha demostrado un funcionamiento exquisito en Alemania, donde ya se ha puesto a la venta.

Más información de venta y alquiler de robots:

LOPD

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS.

4 + 10 =

grudpoADD

Partner tecnológico en estos importantes eventos:

Premios y reconocimientos:

Premio a la Mejor Startup – Abril 2020 – Keiretsu Forum Business Angels.

Con el apoyo institucional de: