918388556 info@grupoadd.es

El robot Sophia

Sophia: el robot humanoide

El robot Sophia es el robot humanoide más reciente que se ha fabricado en la industria robótica combinando avances tecnológicos y científicos con el arte. El robot fue diseñado para el futuro de la AI como una personificación de este, pero a la vez, también querían que sirviera de premisa para una AI mucho más avanzada y que contribuyese a la investigación el el campo de la robótica, así como un agente capaz de indagar en la experiencia de otros robots humanoides a través de distintas aplicaciones de servicios y entretenimiento.

El robot Sophia tiene un software que le permite analizar y extraer datos de las distintas conversaciones que mantenga con los humanos para así mejorar sus respuestas de cara a otras conversaciones.

En un principio, el robot Sophia fue diseñada para ayudar a personas de la tercera edad que se encuentran en residencias, pero se pretende conseguir una mayor expansión del producto, y que, finalmente, pueda ser usada por todo aquel que quiera hacerse con este robot.

Emociones y conocimiento

El producto final y acabado del robot Sophia es una síntesis de vanguar, redes neuronales, sistemas expertos, máquinas perceptivas, procesamiento del lenguaje de forma natural y en una conversación, capacidad de adaptación y controles adaptativos y arquitectura cognitiva.

Gracias a que estos componentes que integran la IA del robot Sophia pueden combinarse de distintas maneras, las respuestas de Sophia siempre serán singulares para cualquier momento o situación.

El robot Sophia utiliza los últimos avances en maquinaria de percepción, que le permite identificar y reconocer caras humanas, así como emociones y gestos; gestos ya no solo del rostro, sino también de las manos.

Es capaz de sondear tus sentimientos mientras mantenéis una conversación e intenta llevar esa conversación a buen puerto, mediante el registro y reconocimiento de tus emociones. No obstante, tú no serás el único que tenga emociones, porque ella también las tiene.

Ha sido configurada para poder simular grosso modo una evolución de la psicología humana y de varias zonas del cerebro. Además, el robot Sophia trae consigo integrados solucionadores IK y planificación de recorridos para controlar las manos, la mirada y ser toda una estratega en la locomoción.

A la hora de comenzar a andar su cuerpo se estabiliza primero para así poder tener un paso firme y adaptado a los distintos terrenos.

Para que todas estas interacciones sean posibles, el robot Sophia cuenta con un sistema de dicción de textos instantáneo, tecnologías de chat muy avanzadas y la tecnología OpenCog.

El robot Sophia gracias a la configuración del sistema de habla ya tiene cargado el texto que va a decir y utiliza aquello que ha aprendido automáticamente para que el texto y sus expresiones faciales y pausas al hablar coincidan y tengan sentido.

Cuando se mantiene una conversación con el robot Sophia, es capaz de mirar a las personas a la cara y de escuchar lo que dicen, mientras que usando la tecnología de Google lo procesa para dar una contestación adecuada a lo que está hablando con la persona y que sea lo suficientemente amplia y compleja como para enriquecer la conversación.

Más información de venta y alquiler de robots:

LOPD

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS.

8 + 8 =

Visítanos en:

Artificial Expo 2019
CES Las Vegas 2020
MWC Barcelona 2020
FEED 2019